lunes, 30 de marzo de 2009

Regresando al Blog….

Paso mucho desde que deje de escribir un blog (Hackearon mi cuenta), y olvide que era ser un blogger, anotando cosas que pasaban como si esto fuera un diario, pero POR EL AMOR DE DIOS!!! VASTA… (para eso existe el Hi5), suerte volví a ver la luz y agradezco a DADAYA por ello con un lindo poema lindo que recuerda a todo blogger que no esta tirando su vida por el tacho sino haciéndola…

Qué es un blog en 130 links

Los blogs son personas.

Personas de carne y hueso.

Gente joven y gente vieja.

Gente que vive en América, en Africa, en Oceanía, en Europa, en Asia.

Hombres y mujeres.

Heterosexuales, gays, lesbianas o con “extraños gustos particulares”.

Casados, solteros, en pareja, viudos o divociados.

Cristianos, judíos, musulmanes, budistas, ateos o agnósticos.

Cualquier religión puede expresarse desde un blog.

Padres, hijos, hermanos, amigos…

Ricos y pobres.

Son los que se fueron a otra tierra. Los que se vinieron a vivir acá.

Son los que ya no van a volver y los que recién están llegando.

Los bloggeros hablan en inglés, francés, italiano,

alemán, portugués, japonés, polaco

Todos los idiomas de la Tierra pueden hablarse en un blog.

Los bloggers hablan de todo, como cualquier persona.

De la tele, de la radio, de cine, de moda, de cocina,

de la familia, del amor, de autos, de pesca, de viajes,

de celulares, de política, de tecnología.

Los bloggeros hacen cosas que les gustan.

Hay bloggeros que escriben, otros que adoran la música,

a muchos les encanta leer, a otros comer.

Están las fans del tejido y las que adoran las mascotas.

Algunos bloggeros aman la fotografía, otros el dibujo.

Hay bloggeros floggers.

Algunos practican deportes, otros son vagos totales.*

Algunos bloggeros son coleccionistas.

Juntan sillas, baños, señaladores, y relojes de sol.

Algunos hablan de cosas extrañas como masonería o física cuántica.

Los blogs son escritos por talentosos

y por gente que roba el talento ajeno.

Hay pelotudos que tienen un blog. Hay pelotudos sin blog.

Hay gente que escribe para que tu blog sea mejor, para enseñar SEO,

para hablar de lo que pasa en la blogósfera.

En el fondo todos los bloggeros tenemos algo de spammers.**

Hay bloggeros que escriben hace mucho y otros que recién empiezan.

Hay gente que escribe cosas y siente que nadie las lee.

Hay gente que quizás no se reconozca si empieza a releerse.

Hay gente que me lee.

Existen bloggeros que hacen reir. Y otros que tendrían ganas de llorar.

Entre los bloggeros hay gente famosa, otros que quieren serlo

y otros que elijen mantenerse en el anonimato.

Algunos tienen miles de lectores. Otros ni saben cuantos.

Entre los bloggeros hay gente con discapacidad, gente con enfermedades,

gente que lucha por la salud de otros, gente que pelea desde la ciencia.

Gente que ayuda a prevenir enfermedades.

Gente que lucha por los derechos de quienes no pueden hacerlo.***

Gente que cuenta una gran historia: la de su vida.

Gente que quiere contar y no la dejan.

Los blogs pueden ser un trabajo,

pueden servir para vender productos o servicios.

O ser usados para informar sobre la realidad de un sector u otro.

Para hacer networking, para no hacer nada.

Para hablar de emprendedorismo. Para formar gente emprendedora

O para empezar a emprender. Aunque fallen.

Para hablar de empresas. Para que las empresas hablen.

Un periodista, una escritora, una senadora, una ministra o un taxista pueden ser bloggers.

¡Hasta conocí a un lexicógrafo que vive en Brasil y tiene dos blogs!

Algunos hablan de sus clientes. Con humor, para evitar el espanto.

Los blogs te dan amigos. Los blogs te juntan.

Los blogs te dan una excusa para festejar.

O para volver a la infancia.

Los blogs pueden darte al amor de tu vida. O al de la mía.

Los blogs sirven para defender una causa de un sector

o para estar en completo desacuerdo con eso.

Los blogs sirven para denunciar. Y para ser denunciados.

Sirven para ayudar a los olvidados. Sirven para enseñarnos a ayudar.***

Los blogs escriben la historia de nuestras vidas

en pocas palabras.

 

Asi que gracias estoy de vuelta…

No hay comentarios: