jueves, 1 de octubre de 2009

Terminando cuenta regresiva…!!!

Pronto será 1año, 1 mes y 1 día, de ya iniciada una carrera en los sentimientos carrera que perdió su meta, y sentido pleno, así que es momento de dejar de competir, pero no puedo abandonar sin antes contar un poco mas sobre aquel extraño caballero, la ultima historia de ese capitulo de la vida, y en espera de algún nuevo gran suceso…

Esta cansado del y día a día aumentan las razones de separarse de aquel sentimiento que espero desde niño, esta es su historia…

X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X-X

espejoEl caballero aun no recuerda su nombre y otras cosas mas de su vida, es por eso que hasta su mas cercano compañero se limita a llamarlo solamente “Amigo”. y ese es es hasta hoy su nombre…

Mientras tanto desde el mundo que se encuentra detrás de aquel espejo su compañero, el siempre serio, chico sin sueños, decide trotar de mundo y hacerle una visita, y compartir un poco con su “Amigo”…

Primera: Es el corazón quien escoge.

FlacoUn tanto alto, aunque no mucho de todas maneras. Hasta podría asegurar que su estatura entra en el aburrido estándar. Así que seguirá viéndose más pequeño que su alto y fornido compañero que acaba de llegar de visita.

¿Y cómo había logrado ser más alto que él, para empezar?
El jamás dejaría de sorprenderlo, en fin llego de un mundo diferente, cosa que no es extraña es este cuento de fantasía, él ahora en la tierra de papel es mas como un fantasma, el fantasma sin sueños, el alto y fornido chico serio frente frente al soñador caballero…

quijote invFlaco, ya que para su mala suerte no se le podía calificar de otra manera. Y para dificultar más la situación había conseguido una interesante enfermedad durante el invierno que le impidió comer lo poco que le daba la vida. Así que se había visto afectado con varios kilos menos, lo que para su desgracia, era visible en su ahora, holgada armadura.

…Tardaría bastantes semanas antes de recuperar peso.


Su cabello era muy rebelde. Aunque eso no le molestaba mucho, pese a que por el momento lucía algo opaco y maltratado. Sin embargo era bastante útil para cubrir cicatriz, lo único que lograba incomodarle desde que termino la batalla. Muy especialmente cuando otros posaban su mirada en ello con bastante atención.

Todo lo demás estaba bien a su parecer. Afortunadamente su rostro no lucía huesudo, pese a que lo notaba más fino. Y no había roto sus gafas en los últimos dos meses, aun cuando había tenido aparatosos accidentes donde tuvo bastantes caídas.
Además podía decir con simpleza que le gustaban sus ojos, llenos de una misteriosa tristeza y alegría juntas.

En los últimos días había apreciado algo especial en su mirada Y ¿por qué no?, podía admitir que había algo interesante en él, después de todo. ¡Jajá! …

¡¡Ahí estaba el maldito problema!! 
El joven caballero estuvo mucho tiempo autoevaluándose hasta llegar a la conclusión de que "no estaba tan mal..."
Pero si no estaba "mal", ¿Por qué aun estaba solo? autorretrato_espejo_esferico
“Él” había escuchado cantidad de idioteces relacionadas con eso mismo. Sin embargo no esperaba que le pasara tal como a los demás.
No porque fuera diferente a los demás...

¡¡Qué demonios!!
¡Claro que era diferente a los demás!
Después de todo era “Él”, el “Amigo”, “Un soñador”, el idealista, quien tenía en sus manos el bienestar del otro.
¡No debería pasarle todo eso!
No tenía tiempo.

Bueno... debía admitir que no había pensado eso a los 13. Incluso podía llegar a aceptar que, hasta los 15, esperó entablar una linda relación con alguien. Muy particular "ese" alguien.
¿Pero "esto"?

“Él” tenía buenas razones para pensar que lo que le pasaba actualmente era una cruel jugada del destino.

¿Destino?
¡Claro que no!

La culpa era entera y absolutamente de su corazón.

corazonclavado

Así es. Todo era culpa de ese diminuto músculo instalado en su pecho cuya ociosa y monótona actividad le había dado tiempo de crear el más siniestro plan; sólo para crearle más problemas.
¡Cómo si no tuviera suficientes!
Maldita víscera fetichista.

Pero “Él” no pensaba complacer al muy desgraciado musculo.
Tenía mejores planes para la ultima feria entre reinos y mundos del año y por el momento nada estaba relacionado con el plano amoroso.
Así que su corazón podía olvidarse de que asustarlo con ridículos sobresaltos fuera a funcionar ¡No señor!
Se necesitaría más que eso para lograr doblegarlo…

…………….

-¿Realista, chico sin sueños eres tu?
El Joven Fantasma al escuchar la voz de su compañero del espejo  volteó para verlo; lo saludo aunque parecía especialmente fastidiado.

-¿Piensas entrar o esperarás que el tren se vaya? Pregunto el fantasma.
El joven caballero reacciono rápidamente, apretó los labios y empujó el carrito de sus cosas por el andén.
No era el mejor encuentro, ¿cierto?
Evitó responder su propia pregunta y se apresuró a subir el equipaje, para luego buscar un sitio desocupado en donde se dispuso a dejarse caer pesadamente y recargar la cabeza despeinada en el cristal pulido de la ventana. viajar-en-tren
Incluso se atrevió a admitir que le alivió partir a bordo del tren dejando a su amigo sin sueños, quien no pareció encontrar estimulante desarrollar el aburrido monólogo relacionado con... ¿de qué estábamos hablando?
Ah, pero hasta su amigo se vio arrastrado con una sola indicación de alguien más.
No porque “El Caballero” no lo supiera.

Ai” era bastante admirable al momento de lograr pequeñas victorias con el Joven Fantasma y dejarse ganar de conveniente manera... todo para dejarle pensar que seguía siendo el indómito Realista de siempre.

¿El caballero lograría lo mismo?
El soñador gruñó. Ahí estaba de nuevo ese traicionero pensamiento, cortesía de su ocioso corazón.

Tal vez no había sido buena idea quedarse solo después de todo. Al menos, el fantasma sin sueños, le reñía sus continuas distracciones desde que llegó a casa y lo entretenía con peleas absurdas o con charlas idiotas de cualquier tema... que volvían a tornarse en peleas porque ambos estaban adquiriendo la…? desgraciada costumbre de no poner atención a su mejor amigo?…

El chico comenzó a pensar que eso se volvería aun mas molesto si no lograba ganarle la batalla a ese perezoso corazón suyo.

El reflejo de una cabellera platinada, andando a toda velocidad por el pasillo, le hizo girar la cabeza con brusquedad. Al instante se reprendió mentalmente y se llevó una mano al cuello.
Genial. Ahora tendría que soportar un dolor de cuello.
Viendo lo susceptible que estaba, optó por extraer un libro y hundir la cabeza en él durante todo el trayecto. De esa manera evitaría ver "cosas" de reojo y que alguien intentase hablar con él, a la vez.
Sin embargo fingir que leía no era la mejor manera de evitar pensar en su situación, pese a que era una excelente evasión para sus compañeros. Así que se encontró maldiciendo mentalmente mientras las letras impresas en el texto bailaban ante sus ojos.

Que ridículo era descubrirse enamorado.


El soñador tenía serias sospechas de que no sería nada bueno dejarse llevar por eso... ¡Qué diablos!
¡Claro que no era buena idea!
Pensar en todo eso no era buena idea porque terminaba dándole vueltas a lo mismo, aún cuando ya había decidido que no haría nada.

-Hola, Caballero de sueños- saludó un animado pasajero, que acababa de penetrar en el lugar, acompañado de un aroma que hizo que las tripas de joven rugieran y le hicieran quedar en completo ridículo. Haciéndole recordar, ya de paso, que no había alcanzado a almorzar lo suficiente porque su amigo fantasma había elegido comenzar a discutir de nuevo

- ¿Quieres de mi emparedado? - ofreció el regordete pasajero.... (quien, a decir verdad, ya no lucía tan regordete. Maldición; hasta él lucía más saludable que el debilucho caballero) - Mi abuela siempre hace extra- .

- Claro - aceptó el caballero y recibió el alimento para morderlo – ; esta rico - agregó con la boca llena.

.- Tienes suerte de que mi abuela no te vea hacer eso - se rió el chico - , no soporta los malos modales a la hora de los alimentos.
el caballero, (muy poco educado) también se rió, con la boca llena.

En ese momento agradeció no estar discutiendo con el muy serio fantasma y encontró conveniente estarse distrayendo al lado del pasajero, aun cuando estaban tratando idioteces relacionadas con los buenos y malos modales en la comida. Claro que ambos chicos se centraron en todos los malos modales, los que les parecieron más divertidos de enumerar.

viajar-tren-t8051

.- ¡Hola, chicos! - saludó una bonita voz femenina con una mata de cabellos castaños se dejó ver en el interior del sitio - Acabo de ver algo genial - aseguró Asuka con una sonrisa enorme.
.- Hola a todos - secundó Luna con una sonrisa más discreta a la de Asuka y se instaló a un lado del soñador

- Te vez bastante delgado, caballero de papel - comentó sin quitarle la vista de encima - Creo que el carrito de la comida no debe tardar - comenzó a buscar en las bolsas de su túnica y sacó unas monedas - Te invitaré algo.
.- Tampoco es como si este muriendo de hambre - se quejó el caballero con las mejillas rojas.
.- Su compañero fantasma no lo dejó desayunar - explicó Asuka inmediatamente tras mirar en un artefacto del tiempo- , para luego comenzar a discutir sobre la poca atención entre el caballero y el fantasma - se rió - Menos mal que solo son amigos, ¿no, soñador?.

.-Aun no me puedo explicar la serie de exigencias a las que la pobre “愛 Ai” esta sometida.
.- Creo que un caballero saldría perdiendo en ese rubro – dijo El soñador con simpleza y sonrió -, de todas maneras no me han dicho la razón por la que entraron tan risueñas.

.- Asuka echó una maldición a Verðandi - dijo Luna.
El caballero miró interrogante a su amiga. Ya de paso había tenido que reprimir el sobresalto que sintió en su interior, acompañado de una emoción nada recomendable hacia una Valquiria tan competente, como Asuka lo había demostrado ser.

.- Ella me ha molestado primero - dijo la joven sin parecer arrepentida en lo más mínimo. Claro, pensó el soñador

.-¿por qué habría de mostrarse arrepentida? - Si piensa que puede meterse conmigo solo porque si, se ha dado completa cuenta de que no es así.
.- Seguro que se ha dado cuenta - dijo Luna con simpleza.

El caballero tuvo la seguridad de que esa protesta venía del ingrato hospedado en su pecho; sin embargo tuvo la fortaleza de colocar una sonrisa burlona en su rostro y seguir la charla de sus dos buenas amigas.

.- Dejen de reírse solas - dijo con fingida impaciencia - Cuéntenos todo.
.- Pues te estaba buscando junto con Luna - dijo la Disir - y nos lo encontramos en el camino.
.- Se veía bastante molesto - agregó Luna - , como si buscara a alguien.
.- Algunos de sus idiotas amigos, será - dijo Asuka enarcando una ceja - , cosa que no nos interesaba en realidad - se apresuró a explicar -, pero ese engreído no pudo, simplemente, pasar de largo.
.- Comenzó a molestarnos de manera muy grosera - apoyó Luna.
.- ¡Incluso dijo que disfrutaría del indefenso sueño de Brunilda! - exclamó Asuka indignada, provocando que el Caballero se atragantara con su propia saliva - ¿Qué le interesa a si alguna vez cometí ese acto?
.- A lo mejor Verðandi tiene rabia porque quiere ser como Brunilda - se aventuró Luna, siendo la causa de un nuevo ataque de tos en el Caballero soñador, quien fue atendido por el preocupado pasajero; y llamó la atención de Luna - ¿Estás bien, soñador?

El soñador hizo un ademán, que bien podría ser entendido como un "sigue".

Nibelungo.- Pues tuve que aplicarle un merecido castigo - dijo Asuka con una malvada sonrisa - ... pero no podría ser cualquier cosa - razonó - , así que le hice algo que le doliera en verdad.

 

.- ¿En serio? - preguntó el caballero sintiendo un escalofrío - ¿Y qué fue? - forzó una sonrisa - ¿Acaso le diste deshonra? - preguntó.
.- ¡¡Heyy!! - se escandalizó la Valquiria.
Y el pasajero que los acompañaba soltó una carcajada y en poco tiempo hubo 5 jóvenes riendo escandalosamente.

.- ¿De qué se ríen? - preguntó Shingi el Verdugo, quien había elegido ese momento para penetrar en el sitio y venía cargado de comida, seguro originarios del carrito, al que los chicos no habían notado pasar.
.- Del …honor de Verðandi - dijo Luna.
Shingi se puso incomodo.
.- Que no se enteren mis padres que tenemos este tipo de charlas - dijo Asuka con un fingido tono de voz regañón y le pegó al soñador en un hombro - ¡Y claro que no hice eso a Verðandi! - agregó con temor.
.- Solo quería amenizar la charla - dijo el soñador con una sonrisa autentica.
.- ¿Con el honor de una Disir de por medio? - preguntó Shingi con una ceja enarcada, quien obviamente se sentía furioso.
.- ¡Cállate, Shingi! - exclamó Asuka.
.- ¿Y qué le hiciste a Verðandi? - quiso saber, el pasajero de al lado.
.- Le puse un sello - dijo ella con una sonrisa.
La verdad es que el soñador no encontró eso tan malo.
.- ¿Solo eso? - susurró, forzándose a parecer decevalquiria1pcionado.
La Valquiria sonrió con maldad.


El caballero Soñador hizo una reiterativa nota mental: "No meterse con Asuka Disir de Odín ".

o.o.o.o.o
El sello, como Asuka lo había llamado, era una superficie oscura con un aproximado diámetro de 2 centímetros, ubicado justo en el brazo izquierdo, a manera de tatuaje con el anillo de Nibelungo.
Que parecía estar debidamente hechizado para provocar alguna reacción, de tal manera que Verdandi no podía sentir plenamente ningún tipo de sentimiento humano mas que un sutil dolor.

Muchos mostraron satisfacción, culpando a la Norna del presente por su desdicha, alegrados por su dolor, entre  la multitud una de las miradas discretas era la del propio Caballero, quien había tenido que forzar una sonrisa, para que los demás creyesen que disfrutaba del hechizo, tanto como ellos.
Aunque lo cierto es que no era así.


... porque ese era el problema...


Su maldito corazón se había olvidado de toda norma moral, social o racional. Y un buen día, en medio de una hambruna terrible, le había susurrado con entusiasmo al quien había elegido para amar.

El gran soñador aun se lo recriminaba, desde luego.
Pero su corazón no parecía compartir la misma opinión que él y se había abierto paso, aun tras consecutivos castigos a los que fue impuesto durante el invierno, en los que el soñador tuvo la esperanza de olvidarse del asunto.

FUA16586No, jodidas emociones adolescentes.
Su corazón lo consoló, todas esas veces, con una sórdida fantasía que alimentó con todas sus fuerzas.
Pero incluso a su corazón lo traicionano de la peor manera que el hubiese conocido en sus escasos 19 años de vida.

Y esa traición llevaba por nombre "Verðandi".


"... No te preocupes... Amar puede limpiar el dolor más inhumano..."
Maldito … Corazón, mldt Verðandi

No hay comentarios: