domingo, 9 de marzo de 2014

Entre el amor y Ginebra

Considerando que el dicho "en el amor y en la guerra todo se vale", es absolutamente correcto;

Considerando que en la guerra tenemos la Convención de Ginebra, adoptada el 22 de agosto de 1864, que determina cómo deben ser tratados los heridos en el campo de batalla, y dado que hasta hoy no ha sido promulgada ninguna convención relativa a los heridos de amor, cuyo número es mucho más grande;
Se decreta que:  Todos los amantes, de cualquier sexo, quedan advertidos que el amor, además de ser una bendición, es también algo extremadamente peligroso, imprevisible, capaz de acarrear serios daños. En consecuencia, quien se proponga amar debe saber que está exponiendo su cuerpo y su alma a diversos tipos de heridas, y no podrá culpar a su pareja en ningún momento, ya que el riesgo es el mismo para ambos. ……
Fragmento: Libro de los manuales — Coelho

No hay comentarios: